Receta de salsa de verdeo y jamón

Salsa de verdeo y jamón – paso a paso

Si existe una salsa que te ayuda a resaltar el sabor de casi cualquier plato, esta es la salsa de verdeo y jamón. En lo personal, esta salsa es tan útil como la salsa cuatro quesos, porque si bien son sabores totalmente diferentes, visten una comida de una forma especial y única.

La combinación de la cebolla de verdeo con trozos de jamón hace que cualquier comida, por simple que sea, se convierta en algo de incomparable sabor.

En las próximas líneas te voy a contar como preparar la tradicional receta de salsa de verdeo y jamón, pero también te voy a dar algunos trucos para que esta sea una salsa inolvidable para tus invitados.

Ingredientes para la receta de salsa de verdeo y jamón

Para preparar esta salsa vas a necesitar:

  • Cebolla de verdeo – 5 unidades
  • Jamón – 250 gr, cortalos en dados pequeños.
  • Aceite de oliva – lo que necesites para cocinar las cebollas (no debería ser mucho, solo para saltear las cebollas)
  • Crema de leche – 250 ml
  • Sal – a gusto
  • Nuez moscada – a gusto
  • Pimienta – (opcional) a gusto

Esta es una salsa excelente para acompañar pastas pero también carnes blancas como pescado de río.

Pasos de la salsa de verdeo y jamón

  • Trocear la cebolla de verdeo (tallo y cabo) en pequeñas rodajas.
  • Colocar en un sartén un poco de aceite de oliva. Si no tenés oliva, podes reemplazarlo por aceite de maíz o cualquiera que consigas, aunque el sabor va a cambiar un poco.
  • Una vez que la cebolla esté algo cocida (blanca) agregar la crema de leche y mezclar para evitar que se pegue.
  • Mientras se cocina a fuego muy lento, cortar el jamón cocido en cubos y agregarlos a la preparación.
  • Agregar la pizca de sal, la pimienta y por último la nuez moscada picada o rallada.
  • Cocinar a fuego mediano hasta que la crema se ponga más espesa.

Puntos de observación a destacar

  • Si en caso de querer reemplazar la crema de leche, querés usar leche descremada con un poco de fécula de maíz (1 cucharada sopera colmada por cada 250 ml) lo podés hacer sin problema y tendrás una salsa de verdeo y jamón liviana. En este caso tenés que derretir primero la leche junto con la maicena o fécula para evitar la formación de grumos después.
  • Es preferible utilizar una cacerola u olla mediana (ni muy grande, ni muy pequeña) para evitar que el calor se disipe demasiado durante la cocción.
  • Te recomiendo que agregues cada ingrediente en el orden que te mencioné más arriba. Así se evita que el jamón se cocine cuando en realidad no debemos cocinarlo casi nada.
  • Como una variante muy exquisita, le podés agregar un trozo de queso azul (50 o 100 gr nada más) y agregarlo a la cocción. Esto resaltará mucho el sabor del verdeo, el queso y el jamón.
      • Nota de Euge: Se los recomiendo, queda muy bien. ❤️
  • También hay quienes evitan el jamón, convirtiendo esta salsa en una receta apta para vegetarianos.

Salsa de verdeo y champignones

¿No te gusta el jamón? ¿Querés hacer un pequeño cambio en función del plato en que vayas a usar esta salsa?

Cambiá los 250gr. de jamón por 2 champignones blancos, grandes, y listo. Trozalos en cubos pequeños, y listo. Queda muy rico!

Platos en los que se puede usar la salsa de verdeo y jamón

  • Pescados (preferentemente de río) con salsa de verdeo.
  • Pastas (cualquier tipo de pasta: sorrentinos, ravioles, fideos, etc) con salsa de jamón y verdeo
  • Tostadas con salsa de verdeo (como aperitivo)
  • Camarones con salsa de verdeo y jamón
  • Papas fritas (en bastones) con salsa de cebolla de verdeo y jamón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *