Receta de salsa parisienne

Paso a paso de la salsa parisienne

Si estás tentado en preparar una salsa con cuerpo y sabor inigualable, entonces estás pensando en hacer una salsa parisienne.

Esta salsa es excelente para acompañar platos de pastas y, en lo personal te recomiendo que sean pastas con relleno porque esta es una pasta contundente pero de sabores suaves, aunque como verás más adelante, podés hacer no solo pastas sino también carnes y hasta animarte a preparar ensaladas con salsa parisienne.

El sabor es similar a la salsa blanca, dado que el procedimiento es igual, sólo agrega muslos de pollo y champignones.

Ingredientes para la salsa parisienne

  • Aceite de oliva – un chorrito
  • Manteca – una cucharadita
  • 2 presas de pollo, preferentemente pata y muslo troceado y sin huesos
  • 2 Champignones grandes frescos.
  • Cebolla – 1 chica o ½ mediana
  • Jamon cocido – 100 gr.
  • Leche entera – 250 ml
  • Crema de leche – medio vaso o 125 ml.
  • harina 000 – 3 cucharadas (opcional)
  • Sal – a gusto
  • Pimienta molida – a gusto. También podés usar pimienta en granos

Así como te puede pasar con la salsa de verdeo y jamón que podés hacer pequeños cambios y lograr una salsa exquisita, con esta salsa pasa algo similar: si te gustan los sabores combinados, no te pierdas añadirle a esta salsa unos 100 gramos de jamón cocido cortado en cubos. Te dejo el video para que veas cómo se hace esta salsa parisienne con jamón cocido.

Preparación de la salsa parisienne

  • Colocar un sartén grande o mediana a fuego medio.
  • Agregar el aceite de oliva y la manteca. Si no querés o no tenés manteca, podés poner una yema de huevo sobre el sartén y luego agregar los ingredientes como te voy a contar.
  • Colocar la harina y mezclar para evitar que se formen grumos. Como te comenté arriba, este ingrediente es optativo, pero te va a yudar para espesar la salsa, especialmente si usas leche.
  • Trocear el pollo sin piel en pequeños trozos y verter sobre el sartén
  • Aumentar la llama de la cocción a medio y cocinar durante unos segundos.
  • Cortar los champignones en rodajas y llevar al sartén. Es importante que los pedazos de pollo queden de un lado del sartén mientras se siguen cocinando y, de otro lado se empiecen a cocinar los champignones. También podés hacer esto en dos sartenes separadas
  • Agregar sal y pimienta a gusto.
  • Cortar la cebolla en cubos chiquitos y agregar a la preparación.
  • Cocinar durante 3 o 4 minutos.
  • Agregar la leche y después la crema de leche. Si no querés ponerle leche, podes directamente hacerla con crema. En este caso, tendrás que usar más crema, alrededor de 300 ml de crema, aunque puede ser que tengas que usar un poco más.
  • Cocinar por 2 o 3 minutos o hasta que se ponga más espesa la salsa.

Puntos de observación para la salsa parisienne

Si querés, podes agregar a esta salsa un poquito de cebolla de verdeo picado.

Esta es una salsa que, como ya dijimos, tiene mucho sabor pero es suave a la vez, entonces la idea es que se sienta la combinación de sabores de los champignones, el pollo y la crema.

Platos que se pueden preparar para esta salsa

Cualquier tipo de pasta se va a lucir con esta salsa parisienne pero te recomiendo una pasta con relleno; sorrentinos, ravioles o canelones.

Costillas de cerdo con salsa parisienne.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *