Receta de salsa de tomate

Si de salsas fáciles y muy útiles vamos a hablar, entonces no podemos dejar de mencionar la salsa de tomate.

Una salsa de tomate te puede servir tanto para albóndigas como para pastas. Por eso hoy te voy a contar como hacer una salsa de tomate fácil, rápida y que te sirva para casi cualquier plato.

Guía paso a paso: Receta tradicional de la salsa de tomate

Puedo animarme a decirte que no existe una receta más fácil que la de salsa de tomate, aunque también es importante que tengas en cuentas cierto orden y trucos que te vamos a contar más adelante.

Ingredientes necesarios para la salsa de tomate:

  • 2 kg de tomate, preferentemente perita porque son más sabrosos para las salsas
  • Dientes de ajo – 2
  • Cebolla – 1 mediana
  • sal y pimienta – a gusto
  • azúcar – una pizca
  • aceite de oliva – un chorrito

Preparación para disfrutar de la tradicional salsa de tomate:

  1. Pelar y trocerar los tomates. Podés pelarlos fácilmente si los pones unos minutos (1 o 2 minutos) en agua hirviendo. Luego dejá enfriar el agua y vas a ver como se despega la piel con mucha facilidad.
  2. Picar el ajo y mezclar en un recipiente junto con los tomates y la cebolla. También en este paso podes llevar estas verduras a una licuadora para que quede toda la preparación procesada
  3. Colocar un recipiente a fuego medio con el aceite de oliva y esperar a que se caliente bien. Luego agregar el ajo, los tomates y la cebolla dentro de la preparación.
  4. Agregar la sal y la pimienta. Luego mezclar y seguir cocinando durante 8 – 10 minutos.
  5. Es hora de agregar el azúcar. Es importante que pruebes la salsa porque a algunas personas les gusta un poco más dulce, mientras que otras solo agregan una pizca de azúcar para cortar la acidez de los tomates.

Puntos de observación importantes:

  • Esta es una salsa a la que le podes agregar muchas variantes. Hay quienes hacen esta salsa y le agregan pimentón dulce o pimientos (ajíes) rojos picados o albahaca fresca molida.
  • Si bien el orden que te presentamos es la receta tradicional, no te pierdas el sabor de una salsa de tomates colocando los ingredientes sin cocinar en una licuadora y luego llevando la misma al fuego. Esto cambiará radicalmente su sabor.
  • Podés usar tomates redondos en lugar de tomates perita, pero fíjate que estén bien maduros. Esto intensificará el sabor de la salsa.
  • A la inversa que otras salsas que ya te presentamos, esta es una salsa que tiene un sabor que acompaña los platos. Es decir, su sabor es más suave que, por ejemplo, la salsa cuatro quesos.

Estos son los platos con los que se puede utilizar la salsa de tomate:

  • Albóndigas con salsa de tomate
  • Carne al horno con salsa
  • Pastas (ravioles, fideos, etc) con salsa de tomate
  • Pastas con camarones y salsa de tomate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *