Cómo hacer masa para empanadas

Todo cocinero sabe que hacer una masa para empanadas puede resultar tedioso y es esa la razón por la que casi siempre las amas de casa compran las tapas de empanadas, teniendo que invertir en calidad porque, si se economiza en este aspecto, las empanadas pueden no salir ricas.

Hoy te voy a contar cómo hacer una masa para empanadas muy, pero muy fácil con la que podés hacer cualquier tipo de repulgue de empanadas. Además se puede conservar si es que no la usas toda.

Ingredientes que vas a necesitar para la masa para empanadas

  • Agua – 280 ml (un vaso)
  • Sal – 1 cdita
  • Grasa de cerdo – 100 gr
  • Harina – 500 gr

Con estos pocos ingredientes vamos a hacer una masa resistente para 1 docena de empanadas.

Preparación – Paso a paso para hacer masa para empanadas

  • En un recipiente colocar el agua a hervir y añadir la cucharadita de sal.
  • Agregar la grasa y mezclar hasta que la grasa esté disuelta.
  • Retirar del fuego.
  • Añadir, poco a poco, la harina. Es importante que mezcles regularmente para que no se formen grumos y la masa empiece a tener consistencia.
  • Una vez que estén todos los ingredientes mezclados, es hora de amasar. Es importante que no uses una mezcladora o cuchara, mejor utilizá las manos para que la grasa no se enfríe demasiado y te ayude a que se integre la harina a la preparación.
  • Amasar hasta que tenga aspecto de masa y armar un bollo.
  • Dejar reposar en una bolsa durante 30 minutos.
  • Cortar la masa y armar pequeñas bolitas del tamaño de una nuez o de una lima (si es que te gustan las empanadas más grandecitas). El tamaño estándar de estas tapas de empanada es de 10 o 12 cm de diámetro.
  • Con un palo de amasar, estirar la masa e ir girando de a cuartos para que quede redondo el círculo de la empanada hasta que la masa quede de aproximadamente de 1 mm de espesor. Si tenés, también podes usar un cortador para tapas de empanadas.

Recomendaciones

  1. Si contás con una máquina para pastas podés colocar la masa en ésta usando el rodillo regulador grueso.
  2. También se puede conservar el bollo de masa sin estirar hasta el momento de la cocción pero siempre conserva en la heladera o refrigerador.
  3. Tené en cuenta que es posible que, dependiendo del tipo de grasa que utilices, de la humedad ambiental y del clima es posible que necesites más o menos harina para estirar la masa.
  4. Entre cada una de las tapas de empanadas, colocar un separador para evitar que se peguen.
  5. Esta masa se puede usar para preparar empanadas árabes, de jamón y queso, de carne, etc.
  6. Esta masa se puede usar tanto para cocción al horno como para preparar empanadas fritas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *