Como hacer un budín marmolado

Uno de mis budines favoritos es el budín marmolado porque su sabor es único y se puede hacer de una forma tan pero tan fácil que te sorprenderá.

Por otra parte, los budines son perfectos para combinar con mousse de chocolate, de dulce de leche, vainilla o frutilla.

En las siguientes líneas, veremos cómo hacer un budín marmolado único: fácil, rápido y exquisito.

Ingredientes

  • azúcar – 200 gr
  • manteca – 125 gr
  • harina 0000 – 200 gr
  • polvo de hornear – 1 cucharadita
  • cacao en polvo – 30 gr
  • leche – 50 ml
  • esencia de vainilla – 1 cucharadita
  • huevos – 3

Paso a paso

  1. Colocamos la manteca y el azúcar. En este caso (así como pasa con todos los budines en general) es importante que la manteca esté a temperatura ambiente.
  2. Una vez que estos ingredientes estén bien integrados (se pueden batir con batidora eléctrica o manual) añadimos uno a uno los huevos y mezclamos nuevamente.
  3. A continuación, incorporamos la harina, la esencia de vainilla y la mitad de la leche. Incorporamos todos los ingredientes hasta que esté bien unificada.
  4. Luego dividimos la mezcla en dos partes iguales y las colocamos en dos recipientes diferentes, ya que uno de estos tendrá el cacao para hacer la parte de chocolate del marmolado.
  5. En el recipiente donde tenemos el cacao en polvo, añadimos lo que teníamos de resto de leche y mezclamos bien hasta que aquel se humedezca. No nos quedará ni siquiera húmedo, porque el cacao que estamos usando es más en cantidad que la leche, pero así debe ser. Ya verás porqué…
  6. Luego agregamos el cacao y la leche dentro de uno de los bols con la masa y mezclamos bien hasta que se integren estos nuevos ingredientes.
  7. En un recipiente para budín, previamente enmantecado y enharinado, colocamos un poco de la masa (pero sólo un poco). Esparcimos bien por el molde con ayuda de una espátula. Luego tomamos el otro recipiente y añadimos solo un poco y volvemos a esparcir. Es necesario que no quede parejo sino más bien algo rústico. Así conseguirás ese efecto marmolado tan agradable y rico.
  8. Poco a poco, vamos incorporando (en forma alternada) una y otra mezcla hasta que ya no tengamos más masa.
  9. Luego, llevamos al horno 180° aproximadamente durante 1 hora.

Sugerencias

  • Este budín, así como también el budín de naranja, de limón o de mandarina, queda muy pero muy bien si le agregamos (antes de la cocción) unos trozos de chocolate negro casero o de chocolate blanco casero.
  • También se puede servir con un poco de dulce de leche casero.
  • Este tipo de budín es muy vistoso y sabroso: prueba colocando unas nueces o almendras cortadas (no picadas, solo cortadas).
  • Para saber si el budín ya está listo, una vez trascurrido el tiempo de cocción, hay que introducir un tenedor o un palito y si éste sale seco, quiere decir que el budín ya está listo.
  • Si se quiere lograr ese color acaramelado de la parte superior del budín, antes de llevarlo al horno, debemos colocar un poquito de azúcar encima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *