Cómo hacer tortilla de maíz

Una receta fácil, rápida, muy económica y que te podrá sacar de cualquier apuro es, sin dudas, la tortilla de maíz. Así como nos puede pasar con otras recetas rápidas (como hacer torta fritas para el mate, panqueques – salados o dulces – hummus o fondue de queso) esta es una receta que se prepara en no más de 15 minutos y solo llevará 2 ingredientes. Veamos cuáles son y cómo preparar una tortilla de maíz.

Ingredientes

  • Harina de maíz – 1 taza
  • Agua tibia – 1 ¼ taza

Paso a paso

  1. Lo primero que tenemos que hacer es colocar la harina y el agua en un bol. Luego, amasamos hasta que la harina absorba el agua.
  2. La tapamos con plástico o film por unos 30 minutos (si es posible dejarlo más tiempo, mucho mejor. Yo suelo dejarlo entre 2 y 3 horas). Esto para evitar que la masa se seque y forme una corteza dura.
  3. A continuación, hacemos bolitas de 50 gr o 5 centímetros de diámetro.
  4. Luego de dejar descansar la masa, con la ayuda de un plato o tabla, colocamos la masa y aplastamos con las manos o bien con un palo de amasar. Esto también se puede hacer colocando un poco de film en la parte inferior y otra en la parte posterior para que el palo de amasar no quede pegado con la masa. Luego procedemos a aplastar o amasar hasta formar un disco.
  5. La llevamos a una plancha o sartén caliente por unos 30 segundo aproximadamente (sí, es muy rápida la cocción) y luego la volteamos por otros 30 segundos.
  6. Presionamos ligeramente el centro de la tortilla y la dejamos inflarse para que se termine de cocinar con el vapor, por medio minuto más o menos.
  7. Es importante que, al girar la tortilla, esta se haya dorado. En caso de que no se haya dorado, entonces deberás dejarla por un poco más de tiempo (otros 30 segundos de cada lado, por ejemplo). Esto se deberá a cuán fuerte esté la hornalla de la cocina. Un dato preciso para dar vuelta la tortilla es cuando esta empiece a formar burbujitas.
  8. Se retira del fuego, se deja enfriar por unos minutos.
  9. Estas tortillas, bien típicas del norte de la Argentina, como lo son las empañadas salteñas o tucumanas se sirven calentitas para acompañar unos ricos mates durante el desayuno o por la tarde. También se puede acompañar con algo dulce, como un poco de dulce de leche casero.

Sugerencias

  • Es importantísimo que respetes el tiempo de reposo de la masa antes de trabajarla, con el fin de lograr que se hidrate bien y sea una masa muy flexible y suave. Esto hará la diferencia entre una tortilla común y otra bien esponjada.
  • Si llegara a sobrar masa, la envolvemos en el plástico con el que la tapamos y la podemos conservar en la heladera por varios días.
  • Debemos estar atentos a los bordes de la tortilla para saber cuándo es el momento preciso para voltearla. Nunca debes dejar que se seque la superficie de la misma.
  • Si bien la receta no lleva sal, es recomendable colocarle un poquitito para que la tortilla resalte su gusto.
  • También hay quienes hacen una tortilla rellena de jamón y queso. En tal caso, al estirar la masa en el paso 4, colocamos fetas de jamón y de queso de máquina. Luego colocamos un poco más de masa encima. Quedará una tortilla más gruesa. Apretamos en los bordes para sellar la tortilla ¡y ya tenemos una tortilla de maíz rellena de jamón y queso! La cocción es similar, solo que seguramente los tiempos de la misma serán más prolongados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *