Cómo hacer pollo al verdeo

Hacer un rico pollo al verdeo es, en lo personal, una de esas preparaciones rápidas y exquisitas que, aunque no lo creas, es súper  fácil de preparar.

En general, esta carne blanca tiene la particularidad de que su textura y sabor puede combinar con muchísimas cosas, por eso es que existen tantas formas de preparar un rico pollo. Sin embargo, no resulta muy fácil lograr esa consistencia de bien cocido, pero que al mismo tiempo su carne esté jugosa, justo es ese el punto que deseamos en esta preparación. Para poder lograr esto, te voy a contar detalle a detalle, como hacer un pollo al verdeo nivel Dios.

Para preparar este pollo, vamos a necesitar:

Ingredientes

  • Pechuga de pollo – 750 gr (si
  • Crema de leche – 300 mililitros.
  • Cebolla de verdeo – 3
  • Cebolla redonda – 1 mediana.
  • Ajo – 2 dientes picados.
  • Manteca – 1 cucharada (opcional)
  • vino Blanco – 1/4 taza
  • Sal y pimienta – a gusto.

Preparación

  1. Picamos todos los ingredientes de manera previa. Agregamos un chorrito de aceite en la sartén y llevamos la cebolla y el ajo. Cocinamos hasta que se dore un poquito. En esta parte, podés agregar otros condimentos: tomillo, orégano, granos de pimienta, etc.
  2. Añadimos las piezas de pollo previamente salpimentadas. Es importante que sepas que las pechugas las podés incorporar a la sartén cortadas en cubos o en pequeñas piezas (yo te recomiendo esto para que se doren mejor) pero también las podés colocar enteras dentro del sartén.
  3. Añadir la manteca para que se derrita sobre la sartén y a continuación el vino blanco para que se vaya evaporando pero que, a la vez, se impregne el pollo con el gustito del vino.
  4. Acontinuación, incorporamos la crema de leche. Cocinamos durante unos 15 minutos a fuego mediano.
  5. Luego de este tiempo, bajamos la llama y dejamos que se cocine unos 10 minutos más, mientras la salsa espesa.

Sugerencias

  • Este plato queda excelente con una rica ensalada verde y fresca pero también lo podrás acompañar con un puré de calabaza (bien livianito) o un puré de papas.
  • Si se quiere darle un toque exótico a este plato, se puede agregar champiñones en rodajas.
  • Te sugiero marinar el pollo un día antes, con lo cual lograrás un resultado espectacular.
  • Si queremos una salsa cremosa y espesa, podemos añadir una cucharadita de fécula de maíz y remover muy bien hasta incorporar durante la cocción.
  • También se puede reemplazar la crema de leche por queso crema. Esto hará que este plato sea más liviano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *