Cómo hacer pizzetas caseras

En toda reunión con amigos o en un cumpleaños, es infaltable las pizzetas caseras. Lo bueno de las pizzetas caseras es que son muy fáciles de hacer y económicas, ya que solo necesitarás harina y otros tres o cuatro ingredientes más. Además, esta comida permite la combinación de varios ingredientes para preparar pizzetas de diferentes sabores: con huevo picado, con anchoas, con morrones en conserva, con jamón o con cebolla, entre otras tantas variantes. Veamos cómo preparar unas pizzetas ricas y de manera muy fácil.

Ingredientes para la masa

  • Agua tibia – 300 ml.
  • Levadura fresca – 25 gramos. (si usas levadura en granos o en polvo con un sobre de 10 gr te alcanza)
  • Harina común – 500 gramos.
  • Sal fina – ½ cucharada.
  • Aceite – 2 cucharadas.

Paso a paso para la masa

  1. Disolvemos la levadura en el agua tibia. Si estas usando levadura seca, este paso no es necesario. Tampoco es necesario si estas usando harina leudante.
  2. En un bol grande colocamos la harina, formando un hueco en el centro de
  3. Añadimos la sal alrededor de la harina (en la parte de afuera).
  4. En el centro, incorporamos el aceite y la levadura que previamente disolvimos. Poco a poco vamos integrando los ingredientes de manera suave. Lo que tenemos que lograr es que la sal y la levadura no se toquen y que, durante la mezcla y la unión, lo hagan lo menos posible. De esto dependerá que tengamos luego una masa que leude o no.
  5. Luego colocamos la masa sobre un mesa limpia y amasamos con las manos hasta que quede toda homogénea y suave para llevarla a reposar. En este punto es importante amasar pero también darle pequeños golpecitos a la masa. Esto hará que se llene de oxígeno y luego, al fermentar, leude más.
  6. Mientras la masa reposa, duplicará su tamaño. Es ideal si se puede cubrir la masa con una bolsa de nylon. Esto ayudará a que leude más rápido. Luego debemos dejarla descansar alrededor de 15 o 20 minutos.
  7. Pasado ese tiempo, cortamos diferentes pedazos de masa y hacemos bollitos del tamaño de una pelotita de ping pong. En este punto podemos dejar descansar otros 10 minutos y si podemos cubrir la masa, mucho mejor.

Armado de las pizzetas caseras

  1. En una superficie limpia espolvoreamos harina y procedemos a colocar los pedacitos de la masa para empezar a estirar. debemos lograr que cada pizzeta tenga un tamaño de 6 cm de diámetro por 1 cm de grosor porque es importante recordar que siempre aumentan su tamaño, incluso luego de estirar la masa.
  2. Luego, bañamos las pizzetas con un poco de salsa para pizza y las llevamos a horno medio durante 10 minutos. Si querés saber cómo hacer una salsa para pizza rica y super fácil, acá de tejo el enlace.
  3. Al retirarlas del horno, le agregamos los ingredientes que hayamos elegido previamente para colocar encima: queso mozzarella, anchoas, morrones picados, huevo duro picado, jamón, aceitunas, tomate, etc.
  4. Luego agregamos un poquito de orégano seco para decorar.
  5. Las llevamos al horno nuevamente a fuego medio, hasta que el queso se derrita o estén doradas en los costados y en la parte de abajo.

Sugerencias

  • La temperatura del horno va a jugar un papel super importante en el resultado de nuestras pizzetas, así que deberás estar muy pendiente y precalentar a fuego alto antes de meterlas a cocinar.
  • Te aconsejo colocar las pizzetas unos minutos en la placa inferior para que el calor del horno haga que la masa se ponga crujiente y justo unos minutos antes de retirarla del horno, colocarlas en la rejilla superior para conseguir que se doren de forma pareja.
  • No recarguemos con muchos ingredientes las pizzetas, porque si no se desbordarán las pizzetas por los costados y el relleno caerá sobre la placa desarmando nuestras pizzetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *