Cómo hacer mermelada de pomelo

Una de las mermeladas que más me gusta (por su sabor amargo pero fácilmente combinable con otros sabores), es la de pomelo. Esta es una de esas mermeladas que te servirán para untar unas tostadas o galletitas para el desayuno  o merienda, pero también para hacer una tarta dulce sinigual.

A continuación te cuento cómo preparar una mermelada de pomelo y cómo usarla en diferentes recetas dulces.

Ingredientes de la mermelada de pomelo

  • Canela – 2 ramitas o 2 cucharaditas (si usas en polvo)
  • Limón – 1 unidad
  • Pomelos (preferentemente rosados) – 1 y ½ kg
  • Azúcar – 1 kg

Preparación de la mermelada de pomelo

  1. Lo primero que haremos será lavar muy bien los pomelos. Una vez lavados, procedemos a quitar su cáscara delicadamente, conservando la parte blanca de esta sobre la fruta.
  2. Cortamos en cuadraditos o tiritas y las colocaremos a cocinar en una olla con agua a fuego alto por 10 minutos.
  3. Una vez que esta última comience a hervir, las retiramos del fuego y las colocamos aparte en una olla chica a fuego fuerte.
  4. Dentro de una olla, vamos a cortar los pomelos en rodajas finas (también podemos cortarlos en cubitos) y vamos a poner una capa de pomelo y sobre ésta, azúcar y una ramita de canela; todo dentro de la misma olla. Así, iremos colocando capa tras capa hasta que agotemos los ingredientes.
  5. Cuando hayamos puesto la última capa, tapamos la olla y los dejamos cocinar a fuego mediano.
  6. Mientras tanto, tomamos la cáscara del pomelo que habíamos cocinado previamente (en el paso 3) y la picamos en trocitos pequeños.
  7. Los añadiremos a la olla junto al jugo de limón y revolvemos bien.
  8. Una vez empiece a hervir, se disminuye la intensidad del fuego al mínimo para cuidar que no se adhiera a la olla y se pegue en el fondo.
  9. La preparación debe cocinarse entre 60 y 70 minutos a fuego lento.
  10. Luego de esto, la mermelada de pomelo estará lista y será necesario almacenarla en frascos de vidrio para conservarla por más tiempo. Para ello, colocaremos un poco de papel film entre el envase y la tapa y lo colocaremos boca abajo en un lugar oscuro por 24 horas.

Sugerencias para preparar mermelada de pomelo

  • Tanto la cáscara del pomelo como la fruta en sí deben cocinarse sin la parte blanca de la cáscara. Es muy importante remover esta zona porque conservarla puede dar un sabor amargo a la preparación.
  • Es importante recordar que el pomelo tiene un sabor ácido por naturaleza. Por ello, podés ir probando la mermelada conforme se cocina y agregando azúcar si lo consideras necesario.
  • Con esta mermelada se puede preparar una exquisita tarta dulce con queso y con membrillo. También se usa para acompañar (como decoración) al servir un rico mousse de vainilla o dulce de leche.
  • A algunas personas les agrada y me piden mucho que cocine una pastafrola y que coloque una delgada capa de esta mermelada en la parte interna de la masa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *