Cómo hacer mermelada de mandarina

Esta mermelada, además de ser super rica tiene un toque de acidez que en lo personal, me encanta, por lo que la podrás combinar para el desayuno o merienda con tostadas y queso crema o bien en una torta. Te paso un secreto: Si estás preparando una torta, podés colocar una capa de mermelada de mandarina, de frutos rojos o de ciruela con otra capa de nutella o de dulce de leche casero.

Ingredientes de la mermelada de mandarina

  • Mandarinas – 1 kg
  • Ego de medio limón.
  • Azúcar – 500 gramos.
  • Canela – una cucharadita.

Preparación de la mermelada de mandarina

  1. Primero, quitamos la cáscara de las mandarinas y retiramos las semillas con cuidado.
  2. Tomaremos la piel de una de las mandarinas y la rallaremos o cortaremos en trozos muy finos.
  3. Luego de esto, colocaremos todas las mandarinas, la cáscara rallada, el azúcar, el jugo de limón y la cucharadita de canela a una olla chica.
  4. Colocaremos la olla a cocinar a fuego medio por treinta minutos y removeremos constantemente para evitar que el contenido de la misma se adhiera a la superficie.
  5. Una vez que haya pasado este tiempo, retiramos la preparación del fuego y la dejaremos reposar por quince minutos aproximadamente a temperatura ambiente.
  6. De esta manera, la mermelada estará lista para ser colocada en tarros de vidrio previamente esterilizados.

Sugerencias para preparar mermelada de mandarina

  • Al momento de pelar las mandarinas, deberás ser cuidadoso para intentar conservar la cáscara que se vea en mejor estado, porque será recomendable usar esta para hacer la ralladura.
  • Para poder conservar la mermelada durante meses o incluso años, una vez que se encuentre envasada, introducí los tarros con la preparación en posición boca abajo a una olla con agua y ponélos a hervir durante 20 minutos. De esta forma, se creará un vacío que permitirá preservarlas muy fácilmente y por mayor tiempo.
  • Siempre es importante que uses una olla con una buena base. Esto va a evitar que el azúcar se queme rápido. Así, se va a poder fundir junto con la fruta para que obtengas una mermelada exquisita.
  • Podés acompañar un budín de mandarina casero con un poco de mermelada de mandarinas y tendrás una comida dulce exquisita, económica y liviana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *