Cómo hacer mermelada de frutos rojos

Esta es una de las mermeladas que más suele gustarles a mis amigos y por eso (dicen) que me sale exquisita. Hoy quiero contarte como hacer una mermelada de frutos rojos fácil y rápida que te servirá para comer en el desayuno, merienda, para rellenas alguna torta dulce o bien para acompañar unos ricos panqueques dulces.

Ingredientes de la mermelada de frutos rojos

  • Azúcar – 140 gramos
  • Frutos rojos ( pueden ser frutillas, moras, arándanos, frambuesas, entre otros) – 400 gramos
  • Jugo de 1 limón

Preparación de la mermelada de frutos rojos

  1. Antes de comenzar, es importante lavar muy bien toda la fruta que vas a usar.
  2. Luego de esto, tomaremos las frutillas, les quitaremos el tallo y las colocaremos en un tazón.
  3. A continuación, añadiremos el resto de frutos rojos y el azúcar a la preparación, junto a las frutillas.
  4. Tomaremos el limón y rallaremos su cáscara y la sumamos al bowl o recipiente donde colocamos anteriormente la fruta.
  5. Seguidamente, exprimiremos el jugo de limón sobre la preparación.
  6. A continuación, dejamos que repose por aproximadamente una hora para permitir que los frutos liberen todo su jugo.
  7. Una vez que los ingredientes hayan reposado, los verteremos en una olla y los pondremos a cocinar a fuego mediano por 35 minutos más o menos.
  8. Como siempre te digo, se debe revolver con frecuencia para evitar que los ingredientes puedan adherirse al fondo de la olla.
  9. Una vez que notemos que la consistencia de la preparación se torna espesa, estará lista para comer.
  10. Podés almacenarla en recipientes de vidrio sellados para preservarla por un mayor tiempo.

Sugerencias para preparar mermelada de frutos rojos

  • Es muy importante retirar apropiadamente toda la parte superior de tallo de las frutillas. De lo contrario, el sabor agrio de esta área puede influir negativamente en el resultado final.
  • No es necesario cortar los frutos en trozos, ya que se van a deshacer durante el proceso de cocción. Sin embargo, si lo preferís, podés hacerlo sin problema.
  • Se recomienda retirar la mermelada del fuego mientras aún se vea un poco líquida, pues una vez que se enfríe, ganará consistencia. De esta forma, si se deja secar demasiado, una vez que pierda temperatura quedará muy sólida.
  • Esta mermelada es perfecta para acompañar unas bochas de helado casero de dulce de leche, de chocolate, de vainilla o de crema americana. Y si a este postre le agregamos adicionalmente un poco de dulce de leche casero, tendrás un postre nivel Dios.
  • También podés combinar esta mermelada con un mousse casero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *