Cómo hacer mermelada de durazno

La mermelada de durazno, así como la de frutilla y la de frutos rojos es una receta muy dulce y fácil de preparar en casa. Es una de las mejores maneras de disfrutar el delicioso sabor de esta fruta. Además, puede conservarse durante bastante tiempo, por lo que podés preparar la cantidad que quieras y almacenarla para cuando desees utilizarla.

Ingredientes de la mermelada de durazno

  • Duraznos – 14 unidades u 800 gramos aproximadamente
  • Jugo de ½ limón
  • Azúcar – ¾ de taza.

Preparación de la mermelada de durazno

  1. Inicialmente, lavaremos muy bien todos los duraznos. Luego, procederemos a pelarlos y cortarlos en trozos pequeños
  2. A continuación, los introduciremos en la licuadora para triturarlos.
  3. Cuando se encuentren en estado líquido, los colocaremos en una olla chica y añadiremos el azúcar y el jugo de limón.
  4. Después, llevamos a fuego mediano durante 30 minutos, mezclando de forma constante con una cuchara de madera para lograr una mezcla homogénea y evitar que la mermelada se adhiera al fondo de la olla.
  5. Una vez que pase este tiempo, la cocción habrá finalizado y la mermelada estará lista para comerla.
  6. Podés envasarla en un frasco de cristal y refrigerada para conservarla durante aproximadamente dos meses.

Sugerencias para preparar mermelada de durazno

  • Es muy importante agregar el jugo de limón a la preparación, ya que este permite conservar la mermelada por mucho más tiempo.
  • Para saber si la preparación se encuentra totalmente lista, tan solo será necesario separarla con una cuchara, si al hacerlo se aprecia el fondo de la olla, ya habrá terminado de cocinarse.
  • Esta es otra de las mermeladas que se usan muchísimo para relleno de tortas y queda perfecto con queso crema, con mermelada de ciruela (porque esta es un poquito ácida, mientras que los duraznos no lo son) o bien con crema batida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *