Cómo hacer knishes de papa

Los knishes de papa es una comida excelente para acompañar unas albóndigas de carne, de pollo o vegetarianas, aunque yo también suelo incluir este plato en una rica y variada picada con unas berenjenas en escabeche y unas rabas bien crujientes. Este plato, típico de la comida judía, suele quedar perfecto con varios otros platos (por eso me gusta prepararlo tanto), incluso con una tortilla de verduras o una tarta de jamón y queso. A continuación, te voy a contar ¡cómo hacer unos knishes de papa irresistibles!

Ingredientes

  • Puré de papas – 200 gramos
  • Cebolla blanca o morada – 1 pieza.
  • Sal y pimienta – al gusto.
  • Tapitas de copetín o masa para pastelitos – cantidad necesaria. Es importante que sepas que también se puede hacer la masa original que es a base de harina, clara de huevo, sal y aceite. También se puede usar masa casera de empanadas.
  • Agua – cantidad necesaria.

Paso a paso

  1. Hacemos un puré de papas previamente, debe estar frío para esta preparación. Si no sabés como hacer un rico puré de papas, acá te dejamos la receta para que sepas cómo se hace.
  2. Rehogamos una cebolla finamente picada y se la añadimos al puré.
  3. Salpimentamos y removemos muy bien.
  4. Tomamos la tapita, la humedecemos un poco en los bordes (para que se pegue la masa), colocamos adentro el relleno y empezamos a cerrar.
  5. Luego, vamos juntando la masa como haciendo plieguecitos.
  6. Al final, unimos todos esos pliegues para que cierre completamente la parte superior en forma de punta, para darle forma de paquetito o cebollita.
  7. Para finalizar, los podemos barnizar con huevo batido o aceite de oliva antes de meterlos al horno.
  8. Los colocamos en una bandeja previamente enmantecada y enharinada al horno por un aproximado de 15 minutos o hasta que estén dorados.

Sugerencias

  • Te sugiero usar cebolla morada para que le dé un toque de color al plato.
  • Si es posible, es conveniente rehogar la cebolla colocándola unos 2 minutos en el microondas. Esto cocinará un poquito la cebolla para que no esté demasiado fuerte dentro de nuestros knishes.
  • Le podemos añadir queso rallado a esta receta y verás que queda super rico.
  • En lo personal, me encanta jugar con el relleno de esta preparación, así que te voy a contar cómo los preparo yo; añado uvas pasas, carne picada, espinacas, aceitunas negras o nueces picadas. Todas estas combinaciones quedan perfectas con puré de papas en este plato muy típico de la gastronomía judía.
  • En cuanto a la cocción, también podemos freírlos en vez de hornearlos, aunque siempre serán más saludables al horno por la cantidad de aceite que lleva esta preparación si se cocina frita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *