Cómo hacer colchón de arvejas

Una receta super económica, rápida y bien nutritiva es el colchón de arvejas. Esta comida es perfecta para cuando no tenés mucho tiempo (o ganas) de hacer un pollo a la parrilla, peceto relleno o un locro casero (por solo mencionar algunos platos que requieren de más tiempo que este).

Quedate que hoy te voy a contar lo rápido, fácil y económico que es hacer un colchón de arvejas.

Ingredientes del colchón de arvejas

  • Latas de arvejas congeladas – 3
  • Huevos – 4
  • Cebolla picada – 2  unidades
  • Jugo de arvejas – de 1  o 2 latas

Preparación del colchón de arvejas

  1. Para empezar, colocamos un poco de aceite en un sartén y lo utilizamos para freír un poco de cebolla picada.
  2. Cuando la cebolla empiece a dorarse, agregamos el jugo de las arvejas y revolvemos para que se cocinen en este.
  3. A continuación, agregamos las arvejas al sartén y revolvemos bien.
  4. Una vez que se hayan cocinado, las retiramos del fuego y las colocamos en un recipiente para el horno.
  5. El siguiente paso será tomar los huevos, cascarlos y verterlos sobre la preparación.
  6. Después de esto, introducimos las arvejas al horno y las cocinamos por 10 minutos a 180 grados°.
  7. Después de este tiempo, retiramos del horno y ya estarán listas para comer ¡Super sencillo y bien rico!

Sugerencias para preparar colchón de arvejas

  • Antes de colocar la cebolla a sofreír en el sartén se recomienda precalentar un poco el aceite para lograr un resultado más óptimo. También podés usar un poquito de manteca, dándole un sabor único.
  • Si te parece más cómodo, también podés realizar la cocción en una olla convencional en la cocina, no es obligatorio utilizar un horno.
  • Este plato se presta para que juegues con los condimentos. Por ejemplo, podés agrgar unas ramitas de romero fresco u orégano a la preparación final.
  • También podés preparar y servir este colchón de arvejas con un puré de calabaza o de papa casero.
  • En lo personal, me gusta combinar este plato con unas knishes de papas, bocaditos de acelga o con unas milanesas de berenjena. Así tendrás un plato vegetariano muy nutritivo.
  • También podés agregar a la preparación salsa de tomate o salsa fileto con un poquitito de perejil fresco picado. En tal caso, agregá estos ingredientes en el paso n° 2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *